Accionistas del Popular tras la compra por Banco Santander ¿qué sucede?

En Invierte en Tu Descanso analizamos la noticia bancaria más relevante de los últimos meses. La compra del Banco Popular por el Banco Santander. Queremos saber qué sucederá con el dinero invertido por los accionistas del Popular.

Comencemos por el principio. El pasado 6 de junio de 2017 el Banco Central Europeo consideró que el Banco Popular era “una entidad inviable o con probabilidad de serlo”, lo que suponía la “quiebra” de la entidad. Al día siguiente el Banco Santander acudía a su “rescate” con la compra del Banco Popular por la simbólica cantidad de un euro. El 8 de agosto se dio el visto bueno a la adquisición. ¿Qué suponía esta compra?

Banco Santander

La compra del Banco Popular por el Banco Santander daba en cierta forma tranquilidad a los clientes de la entidad absorbida. Sus depósitos estaban a salvo, pero ¿qué ocurriría con el dinero invertido en las acciones?

Los accionistas del Popular veían como el valor de las acciones se desplomaba. Una acción del Popular ya no tenía valor. ¿Habían perdido su dinero? Todos reclamaban sus inversiones.

Ante la avalancha de reclamaciones, el Banco Santander actuó en consecuencia y decidió lanzar un Bono de Fidelización enfocado para los accionistas minoritarios. En él no se incluyen a inversores institucionales.

Accionistas del Popular tras la compra por Banco Santander

Recuperar tu inversión

Como señala el Banco Santander estos bonos de fidelización solo van dirigidos a los accionistas minoritarios del Popular que adquirieron sus títulos entre el 26 de mayo y el 21 de junio de 2016 y/o obligaciones subordinadas computables como tier 2 de las emisiones de 29 de julio de 2011 y 14 de octubre de 2011 (códigos ISIN ES0213790019 o ES0213790027) de Banco Popular y, en ambos casos, las mantuvieran depositadas en alguna de las redes del Grupo Popular en España o de Banco Santander en el momento de la resolución. Tienes hasta el 7 de diciembre para adherirte a esta solución.

Eso sí, para poder acceder a los beneficios de estos bonos de fidelización, los clientes deben renunciar a la vía legal contra el Grupo Santander, sus administradores, directivos y empleados. Amén de mantener una relación comercial con el banco igual a la que tenían en el momento que adquirieron las acciones y/o obligaciones subordinadas.

¿En qué consiste este bono de fidelización? Tal y como explica el Banco Santander, “la oferta consiste en la entrega al cliente, sin desembolso alguno por su parte, de bonos (“bonos de fidelización”) que darán derecho a un cupón efectivo discrecional y no acumulativo a un tipo interés nominal anual del 1% pagadero trimestralmente. Serán obligaciones perpetuas emitidas por Banco Santander, con 100 euros de valor nominal, y que se podrán amortizar a partir de los siete años a voluntad de Banco Santander, previa autorización del Banco Central Europeo. Cuando se produzca su amortización, el titular recibirá el 100% del valor nominal del bono de fidelización”. Cuyo límite será el equivalente a la inversión realizada por cada cliente en el período expuesto anteriormente. En el caso de las obligaciones subordinadas, el cliente obtendrá la diferencia entre el importe invertido en estos títulos menos los intereses percibidos.

Eso sí, habrá límites: “los que invirtieron hasta 100.000 euros recibirán la totalidad; para el tramo entre 100.000 y 500.000, el 75%; y para el tramo entre 500.000 y un millón, el 50%. Todas estas cantidades son acumulativas”.

Para todos aquellos interesados en recuperar su inversión, estén o no dentro del período establecido por el Banco Santander, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha puesto a su disposición sus servicios de asesoramiento. Puedes llamar gratis al 900.907.406.

Deja tu correo electrónico

You are not authorized to see this part

2 thoughts on “Accionistas del Popular tras la compra por Banco Santander ¿qué sucede?”

    1. Pues sí Hugo. Fue una gran sorpresa lo que sucedió con el Banco Popular, estamos hablando de una entidad -haciendo un poco de historia- fundada en 1.926 y por tanto con casi 100 años de historia, era uno de los “importantes” del panorama bancario español. Durante años gozó de reconocido prestigio como banco serio y solvente siendo el líder en el negocio pymes con un 18% de cuota de mercado y con un volumen de activos que lo ordenaba en el sexto puesto del ranking por este concepto. Además, en diciembre de 2016 contaba con cerca de 1.800 oficinas, daba trabajo a 12.000 empleados y disponía de una cartera de 4,6 millones de clientes.
      Un auténtico desastre bancario el que ocurrió, que dejó en la cuneta, “tirados”, a un montón de clientes, con unas propuestas algo irrisorias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *