Cómo ahorrar luz

¿No llegas a fin de mes? ¿Necesitas reducir gastos? En Invierte en tu Descanso os ayudamos a ahorrar luz y reducir así vuestra factura electrónica. Pequeños y grandes gestos os permitirán sacarle más rendimiento a vuestro presupuesto del hogar.

Podéis comenzar con grandes gestos que aunque en principio os supongan un desembolso, a largo plazo os ayudarán a ahorrar luz, lo que repercutirá positivamente en vuestra factura. Algunos de estas inversiones pueden ser renovar las bombillas del hogar y aparatos electrónicos por fuentes de luz de menor consumo como bombillas LED, electrodomésticos más eficientes y de menor consumo, aislamiento del hogar para reducir gastos de calefacción, aire acondicionado. ¿Quieres conocer más?

Si no podéis realizar estas inversiones en este momento o ya lo habéis hecho, también con pequeños gestos que no requieren de un gasto excesivo, podréis reducir vuestro pagos.

Ahorrar luz

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) nos dan algunos consejos para conseguir ahorrar luz con pequeños detalles. Os los resumimos a continuación.

Utiliza los aparatos eléctricos de forma eficiente. Gestos como apagarlos cuando no están en uso, si los dejas en stand by, siguen consumiendo. Os ponemos algunos ejemplos de uso eficiente: apagar el calentador eléctrico y encenderlo una hora antes de que necesitemos el agua caliente, apagar el horno antes de tiempo y aprovechar el calor residual para acabar de hornear los alimentos, lavar usando los programas de agua fría. De esta forma se reduce el gasto y por tanto pagaremos menos en nuestra factura de la luz.

Revisa tu potencia contratada, puede ser que tengas contratado más de lo que necesitas y por tanto estás pagando más de lo que debes por este concepto. Con una potencia de entre 3,3 y 4,4 KW suele ser suficiente. Revisa tu factura de la luz para saber si esta potencia es superior y redúcela si es así. Esta reducción tiene un pequeño coste, algo superior a 10 euros, pero por cada KW que rebajes, el ahorro será de unos 60 euros al año. Conviene hacerlo, ¿verdad?

Analiza los distintos precios que puedes contratar. Con el nuevo régimen tarifario existe la opción de contratar lo que se conoce como Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), con esta tarifa pagamos según las horas la luz a distinto precio. Si conocemos las horas en las que la luz se paga más barata (normalmente las horas más caras son de 8 de la mañana a 14 horas y las últimas horas de la tarde) debemos aprovecharlas para usar en esos periodos los electrodomésticos con un mayor consumo. Aprovecha en esas horas baratas para poner la lavadora, el lavavajillas, la secadora…. verás como tu factura de la luz se reduce.

Estudia bien las condiciones antes de contratar una tarifa y compañía eléctrica, aprovecha la competencia y elige la opción más barata, siempre y cuando se amolde a tus necesidades de consumo. No olvides revisar la letra pequeña, en ella pueden haber cláusulas que acaban elevando la factura. No olvides preguntar sobre las condiciones de permanencia y posibles recargos y estudia los servicios de mantenimiento, en algunas tarifas son de obligada contratación y elevan el gasto.

No olvides que existe lo que se conoce como bono social, si cumples con determinados requisitos (familia numerosa, menos de 3KW de potencia contratada, hogares con todos los miembros desempleados, jubilados que perciben la pensión mínima) puedes pedirlo. Puedes ahorrar hasta 200 euros al año.

Si conoces algunos trucos o consejos para ahorrar luz nos encantaría que los compartieras con nosotros. Puedes dejar tus aportaciones en el campo de comentarios. Gracias por tu colaboración.

Deja tu correo electrónico

You are not authorized to see this part

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *