Elegir una buena casa de segunda mano

¿Queréis comprar una vivienda de segunda mano? En Invierte en Tu Descanso os queremos ayudar para que no os llevéis ningún susto ni esconda gastos pendientes. Os damos algunos consejos para que vuestra compra sea un éxito.

Ya sea porque quieres invertir en bienes inmuebles, porque tu presupuesto es ajustado y no puedes comprar una vivienda nueva. La razón es tuya. Has decidido comprar una vivienda de segunda mano, pero debes tener en cuenta algunas cosas para que de verdad la operación sea ventajosa.

Comprueba el estado y las cuentas

Como en toda compra siempre existe el riesgo de fraude. Puede ocurrir que la personas que intenta venderte la vivienda de segunda mano, no sea su verdadero propietario, puede ser de un familiar, de un amigo e intenta engañarte para que le dés una señal. También puede ser que la vivienda esté alquilada. En este caso, debes saber los términos y condiciones del arrendamiento. Puede ser que compres la casa y no puedas disfrutarla en un tiempo, hasta que finalice el alquiler.

Antes de firmar el contrato, de dar una señal para reservar la vivienda, asegurate de que se trata de una vivienda sin cargas. Puede haber una deuda con la comunidad de propietarios, derramas sin pagar, una hipoteca sobre el inmueble que tengas que subrogar como nuevo propietario. Esta información puede saberse con una simple visita al Registro de la Propiedad en él encontrarás información de gran utilidad para tomar tu decisión.

Casa de segunda mano

En la revista Consumer del grupo Eroski hemos encontrado una guía con cuestiones a tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda de segunda mano. Nos han parecido muy útiles. Os hacemos un pequeño resumen.

Además de comprobar todo lo anterior. Es importante estudiar la situación actual del inmueble. Mirar si está en buenas condiciones (instalación eléctrica, cañerías, gas, calefacción). Saber si se ha realizado alguna obra que modificó la estructura del edificio, comprueba que se hizo bien, no hay daños en la estructura. Que sea una vivienda de segunda mano, no significa que tenga que estar en ruinas. Debes tener en cuenta el dinero que supondrá si necesita reformas, esto se añadirá a tu presupuesto de compra.

Pide información a los vecinos

También es importante conocer el estado actual del edificio, puede ser que requiera de una reforma en breve y supondrá un gasto añadido que quizá no puedas desembolsar. Comunícate con el administrador y pregúntale temas de obras, reformas, deudas…

Para hacerte una idea completa de cómo es la vivienda, si es luminosa, ruidosa, es bueno como nos aconsejan en la información, visitar la vivienda en distintos momentos del día. También podemos preguntar a los vecinos. Seguro que más de uno nos dará su opinión sobre la vivienda, te contará si hay algún vecino molesto. Podemos sacar información que nos anime o nos disuada. Una vez firmado el contrato no hay vuelta atrás.

¿Tienes dinero suficiente?

Cuando ya hayas decidido que te gusta la vivienda, está libre de cargas y no te vas a llevar ninguna sorpresa desagradable. Es hora de firmar el contrato y reservar el inmueble, normalmente debes dar un 10% del valor de la transacción. Pero primero, ¿sabes si vas a poder contar con el dinero suficiente?

Acude a tu banco o entidad de crédito y pide una hipoteca para sufragar la compra. Deben acordar el préstamo. Puede que ya hayas cerrado el trato y te encuentres con la negativa del banco para financiarte, por lo que perderás el dinero que diste de reserva.

No olvides que esta operación de compra de inmuebles está expuesta al pago de ciertos tributos, debes tenerlo en cuenta a la hora de fijar tu presupuesto.

Como podéis ver son muchas las cosas que se deben tener en cuenta a la hora de elegir una buena casa de segunda mano. Nuestro consejo es que uséis el sentido común y os pongáis en manos de expertos que os ayudarán a evitar sorpresas desagradables y fraudes encubiertos.

Deja tu correo electrónico

You are not authorized to see this part

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *