Problemas de circulación y el calor

En Invierte en Tu Descanso hoy dedicamos nuestro post a los problemas de circulación y el efecto del calor. Veremos cómo mejorar los efectos de las piernas cansadas, como combatir las varices y los mejores colchones para mejorar la libre circulación de la sangre.

Las altas temperaturas, el calor, son un enemigo para las personas que tiene problemas de circulación y pesadez de piernas. El calor actúa de vaso dilatador y las piernas, manos, tobillos… se hinchan dificultando la circulación sanguínea.

Hay varios estudios científicos que aseguran que los problemas circulatorios tiene un componente genético. Así, si los padres sufren de estos problemas, los hijos tienen más probabilidad de sufrirlos. Según las investigaciones realizadas, los genes determinan en un 97% la aparición de varices, que con el calor son más pronunciadas y dolorosas.

Problemas de circulación. Fuente: www.bekiasalud.com

Tratamientos para mejorar las varices

En caso de sufrir mala circulación, la aparición de varices, dolor, pesadez de piernas, es conveniente acudir a un especialista médico para que valore la dolencia y dicte el tratamiento adecuado para mejorar.

Hay diversos tratamientos indicados para mejorar los síntomas y mejorar la circulación sanguínea. Uno de los más utilizados es la terapia fotodinámica, que consiste en inyectar una espuma de polidocanol y después aplicar un láser que quema la vena, destruyendo la variz. Pero no es un solución definitiva, a veces es necesario técnicas quirúrgicas.

Ejercicio y alimentación

La alimentación y el ejercicio diario pueden ser grandes aliados para reducir la pesadez de piernas y el dolor provocado por las varices. Es importante evitar el sedentarismo. Con un simple ejercicio como pasear a diario, se activa la circulación y mejoran los síntomas. Además se reduce el dolor que provocan las varices.

Para las personas que por determinadas circunstancias deben permanecer en reposo, se puede optar por electroestimular los músculos, evitando que se pierda masa muscular y se mejora la circulación.

En caso de realizar trabajos que supongan estar sentados mucho tiempo o en posición vertical, en la misma postura, es conveniente asiduamente cambiar de postura y dar pequeños paseos para activar la circulación. Un ejercicio que ayuda mucho es elevar los talones (ponernos de puntillas) durante unos minutos. También ayuda poner las piernas en alto, por encima del corazón para que la sangre fluya mejor.

El sobrepeso también es un enemigo para la circulación. De ahí que es importante perder peso. Es primordial llevar una alimentación saludable. Los alimentos ricos en vitamina E (protectora de los capilares) evitan la aparición de varices, al fortalecer y proteger las venas. Son muy recomendados los frutos secos y las legumbres, que además son ricos en fibra y mejoran el estreñimiento, otro factor que afecta a la mala circulación.

Colchones y equipos de descanso adecuados

Si sufrís de mala circulación es conveniente dormir sobre colchones que la activen. Los mejores colchones para mejorar la circulación sanguínea son los colchones con muy buena adaptabilidad, que acogen el cuerpo del durmiente, sin ejercer presión. Son perfectos los colchones de espumación, látex o con gruesas capas de viscoelástica.

A la hora de elegir equipo de descanso, os recomendamos optar por camas que se puedan articular. Con los somieres articulados y los colchones articulados, podemos elevar correctamente las piernas por encima del corazón. Con ellos, despertaremos sin pesadez ni hinchazón de piernas.

Suscríbete por email
Publicado el Categorías SaludEtiquetas arañas vasculares, calor y circulación, colchones para piernas cansadas, hinchazón, problemas de circulación, varices

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *