Cómo secar un colchón mojado

Cuando se moja un colchón, nuestro primer pensamiento suele ser lamentarnos pensando en que hemos de añadir un gasto extra al presupuesto mensual. Nos va a tocar renovar el colchón. En Invierte en tu descanso os vamos a dar algunos consejos para secar un colchón mojado y así no tengáis que hacer un desembolso de dinero innecesario. Es un problema que tiene solución.

Para secar un colchón mojado, lo mejor es actuar con rapidez. Cuanto antes nos dispongamos a poner solución al problema, más fácil será acabar con él y evitar que se agrande su dimensión. Os explicamos cómo hacerlo.

El exceso de humedad puede provocar la aparición de bacterias, moho, ácaros que dañan la pieza y son perjudiciales para nuestra salud, pueden provocar neumonías, problemas respiratorios, infecciones… Así que lo primero es actuar sobre el exceso de humedad, para evitar que esté llegué a las capas interiores del colchón.

Lo primero es mover el colchón, separándolo de su base, de las paredes, muebles, paredes con el fin de que podamos acceder fácilmente a todos los lados y caras de la pieza. Cuando lo hayamos hecho lo siguiente es aprovisionarse de papel absorbente, toallas, trapos de algodón que extenderemos por el colchón con el fin de absorber la mayor cantidad de líquido y humedad, debemos presionar, pero sin frotar sobre su superficie para secarlo al máximo posible, lo haremos todas las veces que haga falta hasta secar el colchón.

secar-colchon-mojado

Una vez que hemos eliminado el exceso de líquido debemos secarlo al aire, lo mejor es dejarlo como mínimo 24 horas, apoyándolo sobre la zona más seca, para que así las zonas mojadas sequen mejor. Pero antes de secar de esta forma, debemos limpiar la mancha en caso de que el líquido derramado sobre el colchón no sea agua. En casos de que se haya mojado con pis o cualquier otro líquido que manche, hemos de realizar una limpieza en seco. No olvidéis revisar las instrucciones de limpieza que da el fabricante. En muchos casos, podemos humedecer ligeramente un trapo o un cepillo de cerdas suaves con una disolución de agua y jabón neutro y frotar sin presionar sobre la mancha. Cuando haya desaparecido, iniciaremos el secado al aire. Podéis hacer una prueba de limpieza en una zona menos visible para ver que los resultados son óptimos y la tapicería del colchón no se daña.

En caso de que no podamos secar el colchón a la serena, la siguiente mejor opción es secarlo con calor seco, podemos usar el secador de pelo o un ventilador, siempre con aire frío, el calor ayuda a que se propaguen las bacterias. Podemos usar fuentes de calor si las aplicamos a intervalos cortos de tiempo. A temperaturas altas, el secado puede hacer que la tela del tapizado amarillee.

Os damos un consejo, para mantener por más tiempo el colchón como nuevo y evitar que se moje, es muy útil en estos casos cubrir el colchón con fundas protectoras fabricadas con materiales impermeables y transpirables. Se trate de prevenir antes de curar.

En casos extremo, en los que el colchón se haya mojado debido a una inundación, riada… puede ser que por mucho que intentemos secarlo, el problema no tenga solución. En estos casos si os tocará hacer ese desembolso extra del que hablamos al principio del post. Pero aquí debe primar nuestra salud, a nuestra economía. Dormir sobre un colchón en el que haya penetrado la humedad puede tener muchas consecuencias negativas para nuestro organismo y para nuestro descanso.

Deja tu correo electrónico

You are not authorized to see this part

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *