¿Cobraremos la pensión?

En Invierte en Tu Descanso analizamos hoy una pregunta que preocupa mucho a los españoles. ¿Cobraremos la pensión? Los trabajadores en activo se preguntan entre otras cuestiones: si al jubilarse quedará dinero en las arcas públicas para las pensiones, o a qué edad podrán jubilarse.

Para intentar dar respuesta y reducir en la medida de lo posible la incertidumbre. Realizamos un análisis objetivo de cómo es la situación actual del sistema de pensiones español. Cómo será su evolución futura y qué alternativas hay en el ámbito privado.

Sistema de pensiones español

El actual sistema de pensiones español se basa en cinco principios básicos.

1. Principio de reparto: las cotizaciones de los trabajadores activos financian las pensiones de los jubilados.

2. Principio de proporcionalidad contributiva: la pensión es proporcional a lo aportado durante los periodos de actividad y en función de los años trabajados.

3. Principio de universalidad: las personas que no hayan cotizado llegada a la edad de jubilación, pueden percibir la pensión no contributiva para cubrir sus necesidades básicas.

4. Principio de gestión pública: la Seguridad Social encargada de la gestión del sistema de pensiones, es un organismos público con financiación pública.

5. Principio de suficiencia de prestaciones: la pensión recibida debe ser adecuada a las necesidades de las personas.

Fuente: Web Seguridad Social

UN DERECHO RECONOCIDO

El derecho a la prestación por jubilación viene recogido en la Constitución española en el artículo 41: “Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo. La asistencia y prestaciones complementarias serán libres”.

A diferencia de otros países. El sistema de pensiones español se basa en la Caja Única. Es decir, todos los trabajadores pagan unas cotizaciones a la Seguridad Social que van a esa caja o fondo. Estas sirven para pagar las pensiones de los jubilados. En otros países, cada trabajador aporta parte de su sueldo para sí mismo. Se guarda para percibirlo una vez que se haya jubilado.

Hay varios tipos de pensiones: contributiva, no contributiva, viudedad, orfandad, invalidez… Todas ellas corren a cargo de este fondo o Caja Única.

Sostenibilidad del sistema

Visto a grandes rasgos el sistema de pensiones español, podemos afirmar -como en muchas ocasiones ha reconocido el propio Gobierno, independientemente de su signo político-, que es necesario hacer cambios para asegurar la sostenibilidad del sistema.

¿POR QUÉ CAMBIOS?

En 1920 se aprobó el sistema de pensiones español y se fijó la edad de jubilación en 65 años. En aquellos años, las condiciones de vida eran mucho más precarias y la esperanza de vida, a penas alcanzaba la edad de jubilación. Por lo que no había que pagar muchas pensiones. El dinero aportado era suficiente para sufragar las pensiones.

A fecha de hoy, la calidad de vida es mejor y la esperanza de vida supera los 80 años. Por tanto, haciendo cálculos una persona recibirá la pensión durante casi 20 años. Esos 20 años deben sufragarse cada año, con los trabajadores que haya en ese momento. Las previsiones del Gobierno es que en un futuro aumente la edad de jubilación.

Por tanto, el número de beneficiarios de pensiones está en aumento y también el periodo en el que deben percibir la pensión. El gasto irá en aumento. Veamos la evolución de los ingresos. El índice de natalidad español está en tendencia decreciente. Cada vez nacen menos niños y niñas, que serán los trabajadores del futuro que aportarán para el pago de las pensiones. Además, la tasa de paro en los últimos años está aumentando, dado el contexto de crisis económica. Hay menos trabajadores en activo que aportan al sistema.

Cuesta de enero. Fuente: Rankia

SOLUCIONES POSIBLES

En consecuencia: en un futuro próximo habrá más jubilados y menos trabajadores que aporten. Con lo cual, el sistema de pensiones español será insostenible, tal y como está concebido en la actualidad.

Para asegurar la sostenibilidad del sistema de pensiones se requieren medidas: aumentar la productividad del país, que aumente el trabajo, mejorar la capacidad adquisitiva de los ciudadanos para que aumente el número de nacimientos, aumentar la edad de jubilación y la cuantía que aportan los trabajadores para que haya más cotizantes.

Para aquellos que ven el peor escenario posible, siempre queda la opción de comenzar a aportar a su propio fondo de pensiones privado. Para tener cubierta la jubilación, sin depender de las ayudas públicas. Más información en nuestro post anterior: Los mejores planes de pensiones privados.

Suscríbete por email
Publicado el Categorías PensionesEtiquetas arcas de la seguridad social, cobrar la pensión, insostenible, modelo de pensiones, pensiones garantizadas, pensionistas, quiebra, seguridad, sistema de pensiones
You are not authorized to see this part

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.